7 Transitional Key Garments

Bermudas + abrigo = sin lugar a dudas un outfit muy de entretiempo
(English text coming soon)

Cuando se va acabando el verano y acercando el otoño, y durante un periodo de tiempo indeterminado, vivimos eso que ya hemos bautizado como 'entretiempo'. Una época entre estaciones o periodo de transición en la que todo se complica a la hora de vestir. El momento del año en el que piensas una y otra otra vez "¡¿qué me pongo?!". No hace frío pero tampoco demasiado calor. Es esa época del año que en la que, caminando por la la calle, lo mismo ves a un tipo en sandalias que a otro con un chaquetón. Para esta época del año, he seleccionado siete prendas clave que, además de marcar tendencia, son perfectas para el cambio de armario. Y lo mejor, las podrás llevar gran parte del año. Toma nota porque aquí van los siete infalibles de transición que necesitas y, además, con opciones de estilo para todos los gustos.

Statement Blazer

Blazer con tachuelas de Just Cavalli (Resort 2017)
Incluye en tu guardarropa sartorial una blazer que marque la diferencia. Una chaqueta que, combinada con tus básicos, te aporte un punto original y atrevido. En definitiva, que transmita una declaración de intenciones fashionista. Para el día, y en clave casual, puedes apostar por la lana texturizada con solapas contrastadas en cuero que te darán un punto rockero. También puedes optar por las referencias army tan de moda esta temporada con la blazer estilo uniforme. Si tu estilo es más smart-casual (arreglado pero con un punto informal) atrévete con una clásica navy blazer con botones en dorado y combínala con unos pantalones sport en beige o camel. O date un capricho más business con una blazer de raya diplomática y póntela con vaqueros y unos botines chelsea. Para la noche, saca tu lado más glam-setentero con motivos metalizados, con tejidos románticos como el terciopelo o con detalles más punk como las tachuelas. Los más minimalistas pueden apostar por patrones de inspiración arquitectónica con solapas asimétricas. Mientras que los dandis se pueden quedar con los estampados adamascados o el clásico tartán. Eso sí, en rojo intenso para no pasar desapercibido.

Overshirt

Sobrecamisa de lana de Scotch & Soda (Otoño-Invierno 2016/2017)
Prácticas y muy funcionales. La sobrecamisas son perfectas para los primeros días del entretiempo en los que todavía no hace frío pero se agradece una prenda exterior que no sea demasiado contundente. Su estilo suele ser muy desenfadado, aunque no por ello renuncian a detalles o patrones de tendencia absoluta. Este año, sin lugar a dudas, las inspiradas en los uniformes militares son las más populares de todas. Con bolsillos cargo y en colores como el khaki o en tonos más origniales como el rosa empolvado. Por supuesto, uno de los must haves de temporada es la sobrecamisa de camuflaje, la verás por todas partes. Las puedes llevar con tejanos, con chinos o, inclusive, con pantalones deportivo tipo jogger. Los de  espíritu más trendy, tienen opciones como las corte beisbolero en denim  y las sobrecamisas con prints vegetales o con motivos aztecas. Aunque tampoco faltan clásicos como las de paño con cuadros, un imprescindible del grunge noventero que este año vuelve con fuerza. O las opciones en piel ante para los más bohemios. En cualquier caso, son la alternativa perfecta a las manidas cazadoras de entretiempo.

Lightweight Parka

Parka ligera en verde bosque de Stutterheim (Otoño-Invierno 2016/2017)
El Brit Pop sirve como punto de inspiración para rescatar la icónica parka ligera. Vuelve la clásica en verde militar, la preferida de Liam Gallagher (Oasis). Aunque esta prenda ha sido revisitada en multitud de versiones para adaptarse a todo tipo de gustos y necesidades. Tanto en formatos cortos como con largos por encima de la rodilla. Su versatilidad y ligereza la hacen imprescindible en el periodo de transición entre temporadas. Tanto en sarga de loneta, como en tejidos waterproof. Esta prenda funciona tanto en clave informal, como si decides combinarla con un traje. Además de los modelos lisos en colores neutros como el khaki, el verde caza, el grisón o el blanco roto, puedes apostar por tonos más atrevidos como el berenjena o insluso por estampados en tye-dye o granito. Inclusive, se llevan mucho las parkas en tejidos vaqueros. 

Fine Knitwear 

Jersey escotado en punto fino texturizado de MAC Jeans (Otoño-Invierno 2016/2017)
Cuando todavía no apetece ponerse una prenda exterior, ni siquiera una chaqueta ligera, el punto fino o de gramaje medio será tu mejor aliado. Házte con un buen jersey, versátil y combinable, con el que no necesitarás nada más. Perfecto para llevar en looks informales pero con un toque más sofisticado, sobre todo si los combinas con zapatos. Se llevan tanto muy ajustados al cuerpo, como de corte oversize y de aspecto desgarbado. Viene mucho punto texturizado en tejidos cable o con detalles trenzados. Además, se llevan mucho los acabados deshilachados y los cuellos más escotados tipo barco. Entre los colores clave, destacan los grises y los tonos marrones como los básicos infalibles. Mientras que los más atrevidos pueden optar por tonos intensos como el verde esmeralda o el turquesa. Tampoco faltan tramas como las clásicas rayas marineras, los estampados de estilo marmolado, las grecas alpinas o los motivos geométricos en clave color block.

Gilet/Quilted Vest

Gilet acolchado de Brunello Cucinelli (Primavera-Verano 2016)
La versatilidad de esta pieza es su mayor virtud. Además, dependiendo de la estación, son el elemento perfecto para jugar con el efecto capa sobre capa. En entretiempo, funcionan muy bien porque nos dan esa sensación de llevar una pieza exterior sin el engorro de tener que llevar una chaqueta. Funcionan bien combinadas con una simple camiseta de manga larga o un suéter de punto fino. Incluso si te la pones por encima de una camisa. Pero, además, las puedes llevar por encima de una chaqueta vaquera, por ejemplo, o inclusive si necesita una capa ligera para ir a la oficina y la llevas contraje. Te darán un punto cool y que rompe con la estética más formal. Este año no faltarán los clásicos de firmas como Belstaff y Barbour, tanto en tejidos con tramas acolchadas como con propuestas en loneta o algodón. Vienen también más rockeras como las de corte biker.O más deportivas como las de estilo náutico. Aunque tampoco faltan propuestas de aire más señorial en tejidos de tweed e inspiración countryside.

Kimono

Kimono denim de Diesel Black Gold (Pre-Otoño2016)
Las influencias de estilo oriental han inundado las pasarelas de medio mundo. Y de hecho, como en este caso, lo hacen en el sentido más literal. Sólo así se entiende que el kimono - traje tradicional japonés - se haya convertido en uno de los must haves más atrevidos de a la temporada. Con manga tres cuartos y en multitud de tejidos, son la opción más novedosa entre las prendas de abrigo. Lo ideal es llevarlos en looks sencillos y con básicos funcionales para que los kimonos tengan el protagonismo que se merecen. No en vano, con una pieza así no necesitas mucho más. Se llevan en tramas lisas y colores como el teja o el gris piedra, en tejidos como el chambray o en modalidades estampadas. Tanto de gramaje ligero y más cercanos a la chaqueta, como en tejidos más contundentes como la lana. Y es que, aunque vengan del lejano oriente, funcionan muy bien con las tendencias de moda del momento, como el rollo años 70', sobre todo, si eliges una con un print caleidoscópico.

Maxi Cardigan

Maxi Cáridgan con grecas de Trussardi (Primavera-Verano 2017)
Claro que, hablando de entretiempo, no nos podemos olvidar de una de las prendas más versátiles y fáciles de combinar. Los cárdigans quedan bien casi con cualquier cosa, aunque a mí personalmente me gustan con sencilla camiseta básica en blanco. Con una camisa causal de cuello mao también quedan genial. Son perfectos cuando llevas una capa de manga fina y necesitas algo de abrigo sin la necesidad de una chaqueta. Eso sí, este año la gran apuesta son las chaquetas de punto extralargas o de estilo oversize. Aportan un punto muy desenfadado al look adaptándose a cualquier tendencia. Esta pretemporada vienen mucho los cárdigans abiertos y sin botones, o los cerrados con lazada. Y en cuanto a colores apuesto por básicos en negro o en grises jaspeados. Y si hablamos de estampados, no pueden faltar los cuadros o los motivos geométricos. Calados, con cremallera asimétrica o inclusive con capucha, los maxi cardigans han llegado para quedarse.