Cuando no duermes bien...



Me levanto de mal humor, de muy mal humor. No doy una, no sé que ponerme, y en mi caso, éso es lo peor que me puede pasar para empezar el día con mal pie. Estoy irritable, sensible y no aguanto a nadie. Estoy deseando que pase el día, no veo el momento de meterme otra vez en la cama. Estoy más torpe de lo normal y, cómo no, no paro de bostezar.

Esto es lo que me pasa cuando no duermo bien. Lo reconozco, soy muy dormilón y mis ocho horitas no me las quita nadie. Echa un vistazo al clip y verás como te ves identificado, porque cosas como las que ves en el vídeo son las que pasan cuando no duermes bien. Y tú, ¿cómo te sientes cuando no has pasado una buena noche?


Artículo Patrocinado