Fall/Winter 2011-2012 review (I)

Estamos a punto de comenzar la Primavera, pero al mismo tiempo acabamos de ver los que nos pondremos la próxima temporada Otoño/Invierno 2011-2012, es lo que tiene la moda que siempre va con unos cuantos meses de antelación, una estresante locura que no deja de ser de lo más excitante.

En este review repasaré las propuestas de los diseñadores que más y mejor han marcado las tendencias, los colores y tejidos de moda, la siluetas a llevar, las claves de estilo más significativas, y en definitiva la pauta que en mayor o menor medida todos seguiremos, porque al fin y al cabo si estas leyendo esto seguro, que aunque sea un poco, fashionista eres. En esta primera parte comenzamos por Paris.



La capital francesa acoge una de las semanas de la Moda más señoriales y también con más solera, no en vano casa míticas como Dior o Hermés presentan allí sus colecciones y diseñadores tan mediáticos como aclamados hacen lo mismo, veáse Gaultier.


Y hablando de Jean Paul, irresistible el manejo que ha demostrado de la costura de-construyendo una prenda mítica tan masculina como es tuxedo. Inspirado en un James Bond de lo más particular el maestro francés visiona el smoking con falda larga y corta (una de sus prendas favoritas), lo presenta de acabado metalizado y muy brillante, o juega con superposiciones y patrones geométricos siempre con el blanco y negro como fondo. 

Detalles de lujo como lentejuelas en pantalones ,abrigos de pieles, o camisas con transparencias, no hacen otra cosa que enriquecer una excelente al mismo tiempo que muy atrevida propuesta.



Sin movernos de la capital del Sena Albert Elbaz y su mano derecha en la líne maculina Lucas Ossendrijver para la casa Lanvin, se han inspirado en los gangster de los años 20 y 30's, para vestir a hombres muy elegantes que visten prendas de sastrería muy bien armada y cortadas, que mezclarán con otras mucho más casual, en una rica y exquisita fusión de estilos, en la que las cinturas altas y los hombros marcados y exagerados son la tónica a tener en cuenta.


Sombreros de ala muy ancha, camisas superpuestas a sueters de cuello alto, pajarita, bajos pesqueros, pantalones de pinzas, mocasines de charol con borlas, en una paleta de colores que va desde una amplia escala de grises, pasando por el blanco y negro, a acentos de color en burdeos, azul navy o verde caza. El tejido estrella el tweed para vestir trajes y materiales más técnicos en gabardinas y trenchs.

Foto Lanvin | Dazed Digital