Fiebre Amarilla

No es casualidad que los taxis en muchos países sean de color amarillo, se ven a la legua, el color de la luz, el más luminoso de los tres primarios se encarga de dar vida a estilismos estivales, poca discreción para centrar la atención.
Según la colorterapia representa; sabiduría, alegría, imaginación y curiosidad, esto que se lo cuenten a la gente del teatro que desde que murió Moliere vestido de amarillo, san benito quedó colgado como color de la mala suerte. Como todos los colores chirriantes tiene sus detractores y admiradores, yo reconozco que no es de mis favoritos pero viendo estas propuestas ¿quién puede resistirse a la fiebre amarilla?
Amarillo Marinero
Los mocasines llegados a estas fechas se convierten en imprescindibles de fondo de armario, ideales para infinidad de ocasiones, te solucionan un look de mañana y se puede alargar su uso al horario terracero, un look que no falla es vaquero, camisa blanca y blazer marinera, si te calzas unos Acne darás un toque de color de lo más rompedor.
Pero no solo de estos calza el hombre, los zapatos abotinados de ante, y de antes, seguro que te has hartado de llevarlos en tu niñez-adolescencia, en mi caso fue así, que vuelven esta vez en colores luminosos, los de Opening Ceremony son buen ejemplo de ello.

Siguiendo esta misma línea estilística, Phillip Lim nos presenta clásicos estivales renovados, en los colores de moda más primaverales, mixes de base terracota tildados en azul oscuro y blanco, donde el amarillo destaca en algunas prendas estrella, como el polo o la americana cruzada. El estilo pescador, nos persigue este verano, pantalones remangados, alpargatas ultra-finas y por supuesto gabardinas.

Amarillo Ácido
De reflectancias va la cosa y según Calvin Klein, la temporada es prácticamente monolook, un color, un conjunto, nada de pensar, nada de combinar, monoblanco, monorosa, monoamarillo...
Otra cosa es la la mezcla plata-brillante con ácidos-eléctricos, en Costume Nacional han apostado al amarillo en cazadoras y accesorios. Outfits aparentemente muy sencillos que se complican al detalle, prestado atención a los acabados cromados y detalles lujosos, minifulares de lentejuelas, cinturones joya, corbatas en piel con bolso-saco a juego.

Amarillo Parchís
Un color para cada ficha, un color para cada Martens, así es la línea con los colores primarios Pascal creada para Dr Martens, la mítica marca inglesa se reinventa estas últimas temporadas con propuestas diferentes, que suerte han tenido estos que cosa de las modas, han vuelto a la palestra tras años relegadas a algunas tribus urbanas radicales.
Más opciones para complementar, calcetines hasta la rodilla como los de Herik Vibskov, o gafas de sol de sol pantalla de Maison Martín Margilea.

Con la misma intensidad cromática la marca japonesa Lad Musician acentúa prendas de cortes rectos y outfits minimalistas con los colores del mítico juego de mesa, juegos visuales de pura, simple y genial geometría.
Por su parte Bernhard Willhelm sorprendió con todo un espectáculo entre deportivo y circense, combinando colores puramente intensos. Su estilo descarado, divertido, desenfadado y fosforito quedó plasmado en prendas como sudaderas, chaquetas y sus accesorios a juego.

Del Amarillo al Mostaza
Para el próximo invierno la intensidad amarilla estival, derivará en el mostaza otoñal, véase Elena Martín para su marca Martín Lamothe. Que ha jugado con el volumen y los detalles preciosistas para su última colección F/W 09-10. Inspiración oeste, estampados tartán y desestructuras de patrón, en prendas holgadas de paleta tierra y con el mostaza como toque de color.

El mismo que ha utilizado Nicolas Ghesquière para Balenciaga en abrigos militares o besiboleras de mangas color, en una colección que bebe de las anteriores propuestas femeninas, que él mismo planteó para la casa de modas, de la que es máximo responsable de diseño.
Uno de los diseñadores más aclamados y premiados del momento, también de los más copiados, cada colección que sale a la palestra firmada por el francés, es síntoma de lo que seguro será tendencia en las próximas temporadas.
Por cierto que haciendo uso del amarillismo de determinada prensa populista me acojo a los rumores que circulan por la red, que aseguran que pronto podremos ver una colección firmada con su propio nombre, seguro que Nicolas guarda para este momento algunos ases en su manga, esperando y deseando que saque hombre y mujer.