Mis Faldas. M.I.S: Men in Skirt

Si hay una prenda masculina que esta causando revuelo en estos momentos, esa es la FALDA, y si, digo bien, masculina. Desde tiempos remotos, hombres y faldas han ido a la par, dioses griegos, gladiadores romanos, vikingos viajeros, no existían los pantalones, es tanto que hasta la llegada de la industrialización y debido a la practicidad laboral el pantalón se volvió protagonista del guardarropa masculino, quedando la falda relegada en exclusiva al vestuario femenino, de la misma manera que estaba mal visto una mujer en pantalón, idem, un hombre en falda.



Hablamos de Europa, claro esta, porque la falda es protagonista en el vestir masculino diario en muchas partes del mundo. En África las autoridades se visten con largas túnicas llamadas Bubu, las Fustanellas son faldas cortas llevadas por hombres en zonas de Grecia y Albania, Los Galabiyah o vestidos largos los portan hombres egipcios, El Gho es una vestimenta de largo hasta las rodillas con cinturón ciñendo la cintura y complementado con medias a cuadros, que deben vestir los hombres obligatoriamente en el Reino Himalayo de Bután.

Por su parte en las tierras altas escocesas se llevan los Kilts, típicas faldas tableadas, famosas en todo el mundo, han sido llevadas por personajes tan variados, desde Carlos de Inglaterra a Sean Conerry. Destacar el Gran Kilt (doble kilt) se lo hemos visto a Mel Gibson en Braveheart, este es el modelo originario escocés, que con el paso de los años ha derivado en el actual de largo acortado.
En el sur de la India se llevan los Lungi, por su parte hombres y mujeres de la mayoría de las islas del pacifíco lucen Sarongs multicolores en diferentes formas y largos variados, por no hablar de las Sotanas llevadas por clérigos around the world.

En conclusión menos en Norte America y Europa, los continentes desarrollados, los hombres se visten de skirts. Incluso en zonas del continente australiano, y también en Sudamérica muchas tríbus visten sus particulares minifaldas, al más puro estilo taparrabos.
Los más modernos somos los más retrógrados y hoy día si viéramos un hombre con falda, camisa, americana y corbata, por la Gran Vía de Madrid, de camino al trabajo, seguro levantaría más de un comentario, desde luego como somos...eso si me alegro de ver algunos góticos caminando por Fuencarral y aledaños, vestidos con largas faldas de camino al Darkhole (garito gótico-siniestro muy popular en la capital.)

M.I.S
Metidos en la materia hay que hablar de M.I.S, siglas que dan lugar a Men in skirt, un movimiento social que cuenta con numerosos seguidores en varias partes del globo, que reivindica el uso de estas prendas y otras no bifurcadas en el vestuario masculino, proclamando así su libertad de expresión empezando por el vestir.
Se desvinculan claramente de movimiento gay alguno, puedes serlo o no, pero sin caer en la calificación de travestido. Si el tema te interesa hay algunos foros y webs oficiales, cuentan con listados de razones por las que el hombre puede y debe llevar falda. No sólo hablan de una cuestión estética, sino mas bien plantean la posibilidad de elección, el echo de poder hacerlo o no y las connotaciones sociales que el gesto conlleva.
En los ochenta, década reivindicativa en si misma, opulenta, exagerada y comprometida con el cambio, muchos grandes diseñadores plantearon en sus shows infinidad de versiones de skirts, insistiendo e intentando implantar su uso masculino. A la vista está que no lo consiguieron pero el intento fue bueno. Jean Paul Gaultier, Armani, Yonji Yamamoto, Galliano o Kenzo, fueron algunos de los más famosos, aquí en España, Montesinos era sinónimo de vanguardia, uno de los creadores pioneros en la movida, al que se le atribuyen méritos tales como el vestuario de El Lago de los Cisnes para el Ballet nacional de Cuba o para el film Matador de Pedro Almodóvar.

En 2006 se celebró la exposición ‘Hombresenfalda’ en el Centro Cultural Casa de Vacas del Retiro, dentro del marco de la Semana de la Moda de Madrid. 36 diseñadores, 12 de ellos internacionales, donde se mostraron un total de 75 faldas, muchas de ellas se crearon en exclusiva para el evento, que contó con nombres como Cavalli, Westwood, Custo Barcelona o Amaya Arzuaga, entre otros.
Según declaró su comisario Roger Salas “potenciar el diseño español contemporáneo por encima de otras consideraciones antropológicas o históricas, e incentivar a los creadores a participar desde su inventiva y libertad expresiva" eran algunas de las pretensiones de la muestra, libro publicado incluido.

Celebrities como Johnny Deep, Cam Gigandet, Ewan McGregor, o Miguel Bosé, han sido pioneros en llevar la trend, que poco poco, pretende asomarse de nuevo. Diseñadores como el archiconocido Káiser o el trasgresor Macr Jacobs han predicado con el ejemplo. Es tal el empeño de este, que en sus apariciones del ¿último año?, no hemos visto otra cosa que no sea una falda, combinada con Doctor Martins, preferiblemente, hay que reconocer que al neoyorquino le quedan bastante bien.
Este mismo año Jonathan William Anderson, sorprendía con su último desfile en la Man Fashion weeek Londinense, debutó con su primera colección exclusivamente masculina en verano de 2007 inspirado por los insectos y la joyería, después vino un desfile con la figura de Rasputín como temática dominante y el último del pasado febrero donde presentó un hombre sofisticado con tendencia al barroquismo, misticismo y dramatismo. Quédate son su nombre porque este chico apunta muy alto, palabra de Charly, y si no echa un vistazo a sus propuestas para el próximo invierno, la falda de tejido acolchado merece mención especial, el conjunto sastre-cambón o el abrigo de tweed laminado mezclado con lurex, también tienen lo suyo.


Este verano se presenta en faldas, y no lo digo yo, nos lo han enseñado designers consagrados y futuras promesas, si bien hay que reconocer que no es apta para todos, motivos laborales y/o personales así lo pueden impedir, yo tengo que reconocer que estoy buscando las mías. Inspiración no me falta, y si no prestad atención a la SkirTrends:

Multi Falda- des Garsons
Sin duda Rei Kawakubo cabeza pensante de Comme des Garsons ha proclamado a los cuatro vientos la vigencia de la falda como elemento claramente llevable para el hombre, "al final el negro, es lo mejor" o "ella siempre ha amado a los hombres con falda" son algunas declaraciones de Adrian Joffe, marido de la creadora.
Las hemos visto de todos los largos, lisas y tableadas, también la falda-pantalón, entubadas, acortadas, plisadas, con volantes y hasta asimétricas. En blanco o negro, es la apuesta ¿segura? de una de las casas que más ha luchado por la innovación y revolución del guardarropa masculino en los últimos años.


Tal es el empeño de la japonesa que el desfile se cerró con todos los modelos de falda combinados con camiseta blanca y logo de la firma. La subexposición del pantalón por debajo de esta prenda, o el uso se mallas se posiciona cada vez más como trendy-.tamdem, sombreros con detalles en terciopelo y cierres metálicos, blazers remangadas, calcetines arrugados, dentro de combinaciones oscuras son las preferidas.Topos, o degradados-dye de color como prints dominantes de un desfile que sigue la estela de anteriores, jugando con la androginia como tema.
Fanatismo, dogmatismo vs desconcierto es la dicotomía que desde el 78'(año el que creó su línea masculina)se presenta en todos su desfiles, habrá que ver que dice la calle, yo por mi parte, le doy un notable, cuando menos por su empeño.


La 'Mini' de Prada
Parafraseando a la mismísima señora de Prada, el hombre se balancea entre la fragilidad y el poder, el balance y los extremos. Este es el leit-motiv del último spring-summer show de la casa italiana, que desde siempre ha prestado especial atención a la investigación en nuevos tejidos, un bolso de nailon, supuso todo un gesto de cambio, en una empresa de tradición familiar especializada hasta la llegada de Miuccia en artículos de piel. Al contrario que otros marcas de lujo Prada posee una peculiar idiosincrasia que la hace claramente distinguible. Prada es ahora mas Prada que nunca, más contradictoria que nunca. Luxe and street a la hora del vestir.

Para esta primavera plantean superposición de prendas y variedad de tejidos, desde el látex al piqué, y olvidando el planchado. Arrugado y rigidez, van de la mano, en un hombre sofisticado, que se viste con blusones, jerséis acortados de maya, complementa sus abrigos de verano con cinturón sobrepuesto, luce minifaldas cruzadas en colores rotos, del blanco al crudo, y pasea el polo-vestido por encima de shorts con total naturalidad.

Oriental by Etro
Aires orientales y riqueza de materiales vienen siendo desde antaño bases estilísticas de la casa italiana, a la que tan asociada se tiene el Paisley, tejido originario escocés, con nombre de la misma ciudad, donde se producían tejidos basados en motivos originales de los indígenas indios. El dandy de Etro se relaja y se olvida de encorsetamientos, la seda y satenes, son los tejidos estrella presentándose casi en exclusiva, en una colección rica en estampados, donde las americanas, fulares, batines se mezclan con sombreros de ala ancha trenzados, camisas desabrochadas y zapatos bicolores también estampados.

Desenfadada y alegre como anteriores, esta colección es una oda al positivismo muy acuñado desde siempre por la firma. Colores cálidos, terracotas y cenizas, donde el dorado, el cobre, el naranja o el rojo son los triunfadores. Las faldas de tablas o tipo pareo combinadas con calcetín ejecutivo y siempre ajustadas con cinturón, fajín, o ambos, son el sí de Etro a controvertida prenda.

Hombre y faldas es sinónimo directo de McQueen tu mente no sé, la mía lo asocia directamente. Como si de un mal final de un cuento de los Hermanos Grimm (Alexander era fan) se tratase, el genio entre los genios nos dejaba viudos a todos los que nos consideramos fashionistas, Descansando en paz, nos deja un legado más que inmortal.


RIP maestro, RIP.