Kon K de KARL. Kosas de KÁ.

Hablar de KARL Otto LAGERFELD en el mundo de la moda es hablar en mayúscula-negrita, es inevitable mencionar el sobrenombre que lleva a sus espaldas desde hace años, el KÁISER, lo es y por muchos motivos. Desde que emigro a París a los catorce años mucho ha corrido, ya con 17 consiguió una beca con la que pudo trabajar con los grandes del momento como Pierre Balmain. Después llegaría Jean Batou, Cholé o Fendi, para la que todavía diseña. En 1983 fue nombrado director creativo de la maison CHANEL, que no pasaba entonces por sus mejores momentos. Casa de modas por excelencia, elevaría su estatus a límites inexorables y lo sigue haciendo en la actualidad, ya que Chanel se reinventa a si misma temporada tras temporada entre otras cosas gracias a las genialidades del alemán, que ha sabido aunar como nadie el clasicismo histórico de la firma, con elementos actuales de máxima modernidad, acercando el street-style al houte-couture.

Controvertido, maniático, visionario, ecléctico, magnate del buen gusto, perfeccionista, vanidoso, son algunos adjetivos atribuidos al Ká. (diminutivo que me encanta usar). El español Álvaro Castejón, ingeniero de profesión, da su visión cercana acerca del modisto, en la actualidad trabaja como asistente del Káiser para Lagerfeld Gallery y cuenta que es un tipo divertido, irónico y con un gran olfato para los negocios, no cabe duda de ello, ya que además de levantar maisons, ha convertido su nombre en una marca registrada que cotiza a la alza.

Adentrarse en el universo Lagerfeld es encontrarse con multitud de peculiaridades, huye de homenajes y retrospectivas, su adicción al trabajo es tal, que no concibe el concepto ‘vacaciones’ y mucho menos en la playa, cuando no diseña, toma fotos o publica libros, y se plantea su vida de seis en seis como las colecciones. “Soy tan vanidoso como para creer que mi mejor y más influyente colección esta aun por venir”, declaró en una ocasión al Sunday Times.
Y es que Karl, no cree en la frase, cualquier tiempo pasado fue mejor, su visión se centra en el presente-futuro. Su look forma parte de su propio personaje, “No judgo a nadie, me río de mi mismo, me conozco muy bien”, de todos es sabido que él mismo es el primero en caricaturizarse, es tan famoso que hasta una vez tuvo que asesorar a Marge, con la ayuda Hommer.
Se compra los zapatos un número más pequeño y duerme con camisas de lino echas a medida, también cuentan que tira su ropa interior después del primer uso. Sus básicos son las americanas, camisas, y pantalones slims y en cuanto accesorios, mitones en todas las versiones, gafas de sol y joyería variada, cada día al vestirse cambia su combinación de anillos, forma parte de su ritual diario, parece que últimamente ha dejado un poco de lado el abanico, que tan asociado se tenía a su figura.
También la ‘influencia slimana’ de la que tanto se viene hablando estos días (por el posible cambio de Kris a Gareth, esto es sólo un rumor, ya que la casa Dior, se ha apresurado a desmentir el ¿bulo?), se palpa en sus outfits, se dice que Karl adelgazó 36 kilos en tan sólo tres meses, entre otras cosas para poder lucir trajes de Dior Homme, hechos a medida claro esta, tanto revuelo mediático causó el asunto que hasta se publicó el libro ‘The Karl Lagerfeld Diet’.

Al contrario que muchos se sus colegas, no huye de la prensa, es un personaje mediático (hay varios documentales acerca de su persona, lo más famosos son; ‘Karl Lagerfeld is never happy anyway’, de los noventa y ’Lagerfeld Confidential’ de 2007) y como tal se desenvuelve, el mismo ha confesado tener algún amigo periodista, aunque a mas de uno le haya causado dolor de cabeza - dícese la escritora Alicia Drake - a la que denunció por la publicación ‘The Beautifull Fall’, donde se relata una parte de la historia de la moda en el París de los setenta, contando detalles de los modistos del momento como Saint Laurent o el mismísimo Karl. Al parecer algunas de las pinceladas de su vida, no le sentaron muy bien, consiguiendo que no se publicara la obra en París, finalmente Drake ganó la demanda y fue indemnizada con seis mil euros en concepto de costas del juicio. Cosas de Káiser.

Los Nombres de Karl
En el 84’ creo su propia marca, a la que bautizó con su nombre, y que pasaría después a llamarse Lagerfeld Gallery. En la actualidad cuenta con cuatro líneas, LAGERFELD es la colección pret-a porter de hombre y K es su línea joven, para chico y chica donde presta especial atención al tejido vaquero. Además de contar con sus propios perfumes como Photo o Lagerfeld man EAU de toillete, su compañía sirve de plataforma para sus múltiples y variadas expresiones artísticas.

La fotografía es otra de sus pasiones, además de disparar a prestigiosos modelos para sus propias campañas, y celebrities de medio mundo, véase Jack Nicholson o Nicole Kidman, fotografía para otros, habiendo publicado para infinidad de importantes revistas, o publicidad de otras marcas como para el nuevo Audi R8.
Hasta se ha prestado en ocasiones él mismo como modelo, posar tampoco se le da mal, creo que se tiene cogido su lado bueno, como lo hizo para la ya mítica campaña del gigante sueco HM en 2004, o para una francesa de seguridad vial, chaleco reflectante incluido. Uno de sus últimos shootings, más comentado, fue el realizado para Dior Homme by Kris Van Asche, donde el surfero reconvertido a modelo Marloon Teixeira posó para el objetivo del Ká.

La literatura tampoco se le escapa, cuenta en su biblioteca privada con más de 300.000 ejemplares, pero no sólo es un hobbie ya que bajo el nombre de 7l, su propia editorial, tiene publicados varios libros. Sus preferidos para la lectura son las biografías y libros de historia que guarda con recelo repartidos en sus casas Nueva York, Mónaco, Paris, y su última propiedad en Vermont.

La música o el cine también le interesan, hace poco ha colaborado en la realización de un cortometraje basado en la mítica Coco, llamado ‘Paris Moscou’. Y por si todo esto fuera poco su afición por la música está tan desarrollada que los de Louis Vuitton han diseñado una caja en exclusiva para Karl, en la que puede almacenar todos los gadgets necesarios de sus indispensables ipods (tiene más de setenta), ventajas que tiene ser uno de los números uno. Por si esto fuera poco ha publicado el disco ‘Les Musiques que J’aime‘, (My favorites songs), un recopilatorio de doble cd con música para oír en casa o temas mas bailables como los que se pueden escuchar en sus múltiples y multitudinarios desfiles.
De la misma manera y con el mismo tesón que lleva vistiendo a señoras y caballeros de medio mundo, ha vestido a Barbie & Ken coincidiendo con los muy bien llevados 50 años de la archiconocida muñeca y su compañero de batalla, también ha vestido a su imagen y semejanza al entrañable Teddie Bear, es de todos bien sabido que el Káiser tiene mucho amor propio, y no es de extrañar, viendo que como buen Rey Midas, todo lo que toca, se convierte en oro, y si no que se lo digan al trio británico Metronomy, que desde que Karl les abanderó (vestidos, fotografiados y sonando en los desfiles del ká) han visto como se han mejorado sus ventas, y dígase de paso, su imagen considerablemente.Este mismo año ha tapado las caras de famosísimas tops con bolsos printeados con la suya, lo de la visión subliminal lo deja para otros, Karl marca cada uno de sus diseños con firmas de su estilo, ningún detalle se le escapa, nada es azaroso, todo tiene su sello.
Además de esto se considera un gran coleccionista y amante de la decoración de interiores, uno de los últimos proyectos en los que ha colaborado es el Chanel Mobile Art; una exposición itinerante de carácter tridimensional, donde se integra la arquitectura del propio edificio con las diferentes disciplinas del arte contemporáneo actual como fotografía, escultura o visuales. El espacio fue encargado por Karl a la arquitecto inglesa de origen iraquí Zaha Hadid.
Este proyecto es el resultado de la propuesta estética que en los últimos años han promovido desde la firma francesa, donde han participado más una veintena de artistas de todo el mundo.
El fin último era acercar mucho más la historia e iconos que identifican a Chanel. Se presentó un tour por varias ciudades del mundo, pero por cosas de la crisis ha sido cancelado, y eso que entre Honk Kong, Tokio y Nueva York se registraron más de noventa mil visitantes, una pena que no haya llegado hasta Europa.

Los Hombres del Ká
Los hombres Chanel visten ahora al mas puro 'estilo Karl', como podemos ver en las últimas dos colecciones de la casa, que para este verano 09' nos propone pantalones pitillo extra-largos, zapatos brillantes,y prendas de gala, como levitas o pantalones-fajín, en un pret-a porter de lujo, muy al punto de la consagrada casa de modas. Para el otoño 09-10' el hombre Chanel se presenta más oscuro, con prendas de abrigo como protagonistas del look y chorreras como aderezo estilístico, aires zarinos y cortes militares en combinaciones adustas. Es tal el desarrollo en los último tiempos, que hasta te puedes ir de pesca, montar en bici, o jugar al rugby, todo ello al más puro 'estilo chanelino'.
Ya te hable de los CHANELísimos, y es que el hombre parisino por antonomasia es especialista en lucir tejidos opulentos, donde tweed, estrella de la firma, se intercala a cachemires o las sedas, sin dejar de lado los jeans, o combinándose con tejidos más técnicos como el lurex o los inevitables cuero y napa. El maestro de costura ha sabido extrapolar los elementos consagrados de Mademoiselle y convertirlos en must haves masculinos, obra y gracia solo de eruditos como él.
Además portar imponentes accesorios, emblema vitalicio de la firma. En el caso que nos lleva, la relojería de lujo, es el complemento imprescindible. Y como muestra de ello el J12 Tourbillon Joaillerie, de oro blanco con diamantes en talle baguette, y del que se han realizado tan solo 12 unidades, no queremos ni sabemos lo que cuesta, imaginamos un dineral, cosas que sólo casas como la tratada hoy se pueden permitir, teniendo en cuenta los tiempos que corren.

Encadenados, logotipados, bien enjoyados o portando camelias, está claro que cuando Karl diseña no lo hace para todos, ¿importa algo eso?. Siempre partiendo de la base del blanco/negro como combinación de color principal, como el mismo ha declarado “Son los padres del color, no puedes mostrar colores si no tienes blanco y negro, el hombre Chanel se viste además en gama de azules, a veces pasteles, escala de grises y de momento poco más.Los hombres by LAGERFELD visten sastrería de clasicismo renovado, en la que tienen cabida los trajes de buen corte, siempre de tendencia ajustada, con prendas High-tech. Americanas, camisas maxi-cuello, y tejidos reflectantes. Tonos cetrinos con tendencia al terracota, al beige o cercanos al nude. El trench vuelve a ser protagonista, en una colección sobria, que juega con la combinación de materiales como el nylon con algodones de gran calidad, mezclados con viscosa. Estética austera con la raya, diplomática o perpendicular, como print destacable y acabados cromados. No pueden faltar, claro esta, las imprescindibles sunglasses.
Con K de Ká, los chicos de la línea más young del multidisciplinario creador se visten con camisas-chaleco(tandem, repetidísimo en las últimas temporadas) y camisetas en colores oscuros acentuados por kleins, con impresiones geométricas. Destacar de paso los ‘silver selvage denim', obtenidos a partir de telas japonesas salvajes, tejidos con técnicas milenarias y tintados en colores índigos 100% naturales, costuras de plata y bajos remangados, muy de ahora, y que por 300 euros pueden ser tuyos.

Siempre con un toque mucho más desenfadado, si cabe, los diseños by K, impregnan una visión de futuro siempre acuñada en su caso, se nota un interés especial del genio en esta firma, "Hoy día se puede ser elegante con una y camiseta y un vaquero, depende de tí, tener buena figura, el pelo..." Y es que a pesar de su edad su mente prodigiosa es también la de un chaval, fashionista y artista donde los haya, gracias a figuras como el, la moda está bien servida.Que nos dure muchos años más, aunque desde luego inmortal, con tal legado, ya lo es y como dijo la mismísima Coco Chanel No estoy en el pasado ni en la vanguardia. Mi estilo sigue la vida”, o La moda es algo que refleja la vida, el tiempo en el que vivimos”, Karl Lagerfeld.
Muchas cosas quedan por contar, es lo que tiene hablar del Ká, para saber detalles seguro mucho más interesantes, tendremos que esperar a su biografía oficial autorizada, con contrato ya firmado, (imagino que millonario), para una importante editorial norteamericana, quizá entonces sepamos la verdadera edad Karl, que por cierto a mi, es lo que menos me importa.

Gracias Karl, por todas tus K's !!!